Un total de 22 restaurantes asturianos, entre ellos varios chigres de pueblo, han decidido unirse, constituyendo la autodenominada AAZC (Afectados Asturianos por el zorro de Chicote), para denunciar «la presunta estafa». Su objetivo está claro, tal y como explican en El Larguero: «Reunir a todas aquellos asturianos que hayan pasado por lo mismo que nosotros: por qué unos negocios funcionaban y otros no, por qué a unos se les montaba un local impresionante y en otros simplemente ponía un microondas del Simago y un juegu de cuchillos del chino”.

Esta semana estos restauradores dejarán de hablar en WhatsApp para conocerse en persona en una espicha organizada para la ocasión. También se hablará en esa reunión si finalmente emprenden acciones legales contra Alberto Chicote. La fecha de la reunión no es aleatoria: quieren aprovechar la actual ola de frio en la península y dejar congelado al popular presentador. Literalmente.

Xurde, encargado del restaurante Caxigalines de Sotrondio, y Cholo, del Café Folixa en Vegadeo, son los impulsores de una asociación que se niega a que solo se escuche la voz de Pesadilla en la cocina. «El programa está hecho para lucimiento de Chicote, incluso firmas un contrato en el que puede chillarte y darte collejas con la mano izquierda», explica Xurde. “Es que es zurdo”, aclaraba Cholo.

El chigreru del restaurante Caxigalines ya había denunciado que el programa «manipulaba» el contenido, generando enfrentamientos innecesarios. “A mí garrome por el pescuezu y al mismo tiempo guiñábame un ojo”. Decíame que era todo “chou”, que la tele ye así”. Cholo va mas allá y culpa directamente a los guionistas: “Ellos ideabenlo todo, son mas malos que la sidra achampanada…” Veremos si finalmente la denuncia sigue adelante.

0 / 5 (0 votos)

Artículos Relacionados