1. NO TIEN PROGRAMA

corchemos

El Corchu ye el únicu sinceru de tolos candidatos a les elecciones. Sabe perfectamente que no va a cumplir su programa electoral, así que no se molesta en crear uno. Prefier dedicar su tiempu a la folixa, la corrupción o a cualquier otra actividad justificada en un ticket como “varios”.

2. TRABAYÓ EN EL SECTOR PRIVÁU.

CORCHU CHAPERU

El Corchu de Sidra no nació con un puestín bajo el brazu, no tien padrinos políticos, no lleva tola vida chupando del tetu. Sí, antes también chupaba… pero otra cosa. Y hacíalo en el sector priváu, compitiendo de tú a tú con otros profesionales del gremiu.

3. NO TIEN BRAZOS

corchuppY como no tien brazos, tampoco tien manos. Así que el Corchu de Sidra ye el únicu candidatu a la presidencia que puede prometer y promete lo más básico: “NO METERÉ NUNCA LA MANO EN LA CAJA”.  Lo de robar ya ye otra cosa, porque como él mismu diz también en sus mítines “una cosa ye ser mancu y otra tontu, gallos”.

4. YE TRANSVERSAL.

CORCHU GUAJA

El mensaje del Corchu llega con claridad en tolos estratos sociales, pescando votos de cada uno de los partidos políticos. Ye natural, pues bebiendo en el chigre la política, los partidos y la corrupción, son temas recurrentes. Y cuantes más botelles bajen los “tertulianos de chigre”, más sube la intención de votu del Corchu.

5. YE ASTURIANU, HO.

papeleta

Ye lo que hay. No te engañes, gane quién gane hoy, Asturies seguirá siendo la región más vieya y con más paro de España. Así que piensa esto: si nadie va a dar trabayu a los 100.000 asturianos en paro… ¡que trabaye al menos uno de nosotros! ¡¡¡Y de Presidente del Gobiernu!!! Venga, ¿a qué esperes, ho? Imprime la papeleta y acercate al colegio antes de les ocho. Porque si van date por culo igual, meyor que te corche un profesional. 😉