1. VIVIMOS EN EL PARAÍSO

¡Esto ye así! Los asturianos vivimos en El Paraíso, y por tanto, no ye que seamos una raza superior, no. Ye que directamente… ¡SOMOS DIOSES! ¡Pero ojo! No dioses en plan como los griegos que vivíen en el Olimpo. Que eso del Olimpo suena a nombre de gimnasio choni… ¿¡cómo va a ser el paraíso un sitiu donde tienes que andar tol día sudando y levantando fierros!? ¡Nomenó! El nuestru, el nuestru sí que ye un Paraíso de verdad… UN PARAÍSO NATURAL.

asturias paraiso

2. LA SIDRA Y EL CACHOPO

La segunda evidencia de que los asturianos somos superiores ye doble y llevámosla metida entre el pechu y la espalda: EL CACHOPO y LA SIDRA. ¿Por qué? ¡Home!… solo una raza superior podría inventar, cocinar y CONSUMIR semejante platu sin reventar como un sapu fumando Ducados. Probai, probai a da-y un cachopo a uno de Pinto. El probe tien que compartilu con la muyer, los tres fíos, la güela… y aún así, termina pidiendo sal de frutes, ¡y un tupper pa acabalu en casa!

cachopo semana santa

¿Y la sidra? La sidra vien de la manzana, ¿no? Pues a Adán y Eva, ¡expulsáronlos del Paraíso por comer una! Pero los asturianos, somos tan gallos que no solo comemos la manzana, pisámosla y bebémosla como el néctar celestial que ye. Y así todo, ¡no hay Dios que tenga güevos a expulsanos de nuestru Paraíso!

3. EL TIEMPO

En Asturias un día cualquiera, puede amanecer a 6 grados lloviendo el Diluvio Universal; a mediudía, salir un solín pa cagase de calor con 30 gradinos y un 100% de humedad; y de tarde, bajar otra vez la temperatura y caer granizos como centollos. Ye lo que hay, ¡y esto no hay bifidus activu que lo aguante! Pero con un clima así, los asturianos evolucionamos durante millones de años, y desarrollamos una resistencia, tanto al frío como al calor, que ye sobrenatural. Por eso los asturianos no ye que tengamos les defenses altes no… ¡¡tenémosles en la estratosfera manín!!

sauron urriellu

4. LA MINA, EL SPORTING, EL OVIEDO… ¡Y MELENDI!

La cuarta prueba de la supremacía astur ye nuestru carácter, espíritu guerreru e infinita capacidad de sufrimientu. ¿Cuál ye el trabayu más duru del mundo? ¡Exacto! La mina. Y Asturies ye tierra de mineros por excelencia.

¿Habrá seguidores que sufran más que los del Sporting y el Oviedo? … ¿¡Los del Atleti!?… ¡¡Homenomejodas!!! Si un equipu asturianu ganara la liga y jugara dos finales de la Champions en tres años, aquí no solo no sufriríamos un pijo… ¡¡pillamos una mangada que tumbamos a Massiel en el minutu 5!!

astur wars

Y por si fueran poco la mina y el fútbol, tenemos también a Melendi. ¿Sabéis lo que se sufre en un conciertu de Melendi? Pues ahora, imaginai cuando era guaje y aún no sabía “cantar”. ESO solo lo escuchamos nosotros. ESO sí que ye duro. ESO da carácter… CARÁCTER ASTURIANU.

5. DESCENDIENTES DIRECTOS DE PELAYO

Si llegaste hasta aquí ya estarás más que convencidu/a. Pero vamos a dar la última y definitiva prueba de que los asturianos estamos hechos de otra pasta. Ye algo simple, una cuestión de pura genética. Todos los habitantes del Principado somos descendientes del Rey Pelayo.

pelayo conquista

La única razón por la que ahora mismo no lleves puestes unes babuches, puedes comer chorizu a la sidra, y déjente rezar en Covadonga en vez de mirando a la Meca, ¡ye porque un antepasado nuestro te lo permitió! Así que cuidadín con nosotros, no se te ocurra nunca invadir la plaza de parking de un asturianu. Porque si fuimos capaces de reconquistar España, tirando piedres con les manos… ¡imagínate lo que podríamos hacer al volante de un Ford Escort!