Tras una sentida disculpa, Kasper Rorsted, director ejecutivo de la marca alemana que viste a la selección española, presentaba ante los medios de comunicación la nueva elástica del equipo nacional.

“Todo ha sido un malentendido, en ningún momento fuimos conscientes de que se trataban los colores de “La Republicana”. Sabemos que las banderas son un tema muy sensible últimamente en España, por eso hemos optado por los verdaderos colores del país, el azul y el amarillo.”

Según pudo averiguar este medio, el equipo de diseñadores de Adidas responsables de la fallida camiseta está muy afectado por la polémica generada. Por esta razón se han encerrado en su estudio, y han pasado las últimas 24 horas estudiando la historia de nuestro país. Y tras una minuciosa investigación, está vez, están convencidos de haber acertado con el resultado.

“Nos remontamos al origen, a la esencia, a lo más profundo del sentimiento patrio de la población española. Y por lo que sabemos, antes de que los ingleses inventaran el fútbol, en el norte de España, en Covadonga concretamente, ya practicaron algo similar contra una selección invasora extranjera”.

Además de los cambios en los colores, hay otra gran novedad en la nueva equipación nacional. El tradicional escudo de España, así como la estrella de campeones del mundo, se sustituyen por la emblemática Cruz de la Victoria asturiana.

“Es un cambio bastante radical pero también justificado. A ver… ganar un mundial con Vicente del Bosque de entrenador tiene mucho mérito, ¡sí! Pero expulsar a un ejercito de un millón de moros, a pedradas, entre 300 asturianos… ¡es una hazaña mayor! Además, si algo aprendimos tras el error anterior es una cosa: Asturias es España, y el resto… ¡tierra conquistada!”.

0 / 5 (0 votos)

Artículos Relacionados