Oviedo, 3:25 de la madrugada, el ilusionista asturiano Anthony Blake se despierta empapado en sudor y con el corazón agitado. En un primer momento, pensó que solo era una mala digestión tras el imponente larguero de tortos variados que había cenado esa noche. Pero no, enseguida recordó la premonitoria pesadilla que acababa de sufrir. En ella, veía con total claridad el inquietante futuro del gobierno de España.

Según le contaba a este medio, el adivino tiene la respuesta a la pregunta que todo el mundo se hace:

“¿Habrá terceras elecciones?”

Sí, y cuartas, y quintas y sextas, y séptimas… y así, hasta el año 2040, en el que por fin ganará en las urnas un candidato capaz de superar su investidura.

RAJOY JR. PRESIDENTE

Efectivamente, según palabras de Anthony Blake, Rajoy será el próximo presidente del gobierno de España. Pero no Mariano, que en 2040 ya estará disfrutando de su merecidísima jubilación en Sanxenxo. Juanito Rajoy, el hijo pequeño del actual presidente en funciones. Aquel inocente chiquillo que recibía, delante de las cámaras, la colleja de su progenitor… ¡será quien se lleve el gato al agua!

colleja

Y logrará hacerlo tras un trepidante debate electoral. Un duelo de titanes contra Kiko Rivera Pantoja, candidato del único gran partido que sobrevivirá a los 24 años de “singobierno”. El LSUP, Los Socialistas Unidos Podemos, llevará como líder al único español con el valor y la poca vergüenza suficientes para salir en los carteles electorales. Juanito Rajoy, se ganará la confianza y el respeto de los españoles en el mejor y único escanario posible. Salvame Deluxe, prime time, 10 millones de espectadores. Paquirrín, luciendo un frondoso implante capilar a modo de coleta, sobrado de confianza y armado con su gracia andaluza, le preguntará:

“Oye pisha… ¿qué te pareció el gobierno de tu padre?”

A lo que el futuro presidente contestará:

“Sinceramente, me pareció bastante mejorable… ¡por no decir una basura!”