La que fuera la noticia del día, ayer 27 de marzo, parece que va a continuar dando titulares. Los cientos de asturianos que madrugaron, algunos hasta a las 5:00 h., para conseguir un café en el Starbucks de Oviedo, ponen hoy el grito en el cielo. La ilusión se convirtió en tragedia: los clientes del nuevo establecimiento se sienten engañados.

“Me corté el pelo a lo hipster, me levanté a las 4 de la mañana, y llevaba semanas pensando los hashtags que pondría en mi foto de Insta… ¡¿Y todo para qué!? Hoy, me despierto, y no solo no soy influencer… ¡he perdido dos putos seguidores! ¡¡¡Me siento estafado!!!”

Nos contaba @MaizonKing, uno de los tres primeros clientes del Starbucks asturiano. Este joven gijonés, estaba convencido de que consumir un café en la franquicia americana le convertiría en la próxima gran estrella de internet. Pero en lugar de eso, solo consiguó un catarro y perdió dos de sus seguidores: su madre y su primo del pueblo.

“¡¡WTF!! Subí una foto super cuqui de un frappuccino recién hecho con mi mac book y el campo San Francisco perfectamente desenfocandos al fondo… ¡hasta le puse el filtro Perlora! Y solo conseguí… ¡¡12 fucking likes!! ¡Esto es intolerable! ¿¡Esta la gente crazy!?”

Se lamentaba hoy en su snapchat Casadiellamor86, otra de las primeras clientas afectadas por esta terrible tragedia. Además, el calvario de cientos de asturianos como ellos, no terminó ahí. Muchos, tras convertirse ayer en noticia, fueron insultados en sus grupos de whatsapp, dejados por sus parejas, e incluso a algunos… ¡les quitó la paga su abuela!

La polémica, que ya está siendo conocida como “StarFucks”, podría acabar en una demanda conjunta contra la empresa americana. Ya que varios de los afectados, subían hoy a sus redes sociales “selfies” frente al espejo del portal de un conocido despacho de bogados de la capital asturiana.

Pero pese a la gran decepción de ayer, algunos no pierden la esperanza. Y esperan lograr el soñado estatus de “influencer” durante las próximas jornadas. ¿Su próxima cita? La inauguración, el viernes 6 de abril, del AppleStore de Caravia Alta.