1. Una operación de almorranes

Sí, sabemos lo que tais pensando. Una operación de almorranes tampoco ye que sea muy agradable. Pero coño, ¡polo menos pónente anestesia! Y lo de ayer, era más aburrido que una carrera de oricios, pero no tanto como pa dormise y acabar con el sufrimientu.

2. Los chistes del tu cuñáu en nochebuena

Lo de los guionistas de ayer de Dani Rovira ye pa ingresar en Villabona, ¡sin juiciu ni nada! Aquello tenía menos gracia que beber la sidra a sorbinos. Promonemos una cosa: en 2018 que presente la gala un cuñáu, democráticamente votáu en una encuesta de forocoches. Vale, tendrá la misma poca gracia que Rovira, pero polo menos solo cobrará en langostinos.

 3. Una gala de OT2

¿Cómo? ¿Qué no te acuerdes de ninguna? Coño, pasaron 14 años, ho. Pero de la gala de ayer no pasaron ni 24 hores, y ya no queda nada que recordar. En OT2 había actuaciones de calidad, como les de Miguel Nández o Hugo Salazar. ¿¡Ayer!? Ayer subió al escenariu Ana Belén, y en vez de cantar… soltó el rullu reivindicativu de siempre. ¡No jodas Anina! Que teníes a Victor en la butaca… ¡Súbelu muyer! ¡Súbelu y cantai juntos el “Asturias si yo pudiera…”. Solo por esi fallu, ya ye pa quita-y el Goya a ella, y condenar a los organizadores de la Gala.

 4. Una exposición iraní en LABoral Centro de Arte

Vamos a ver, ¿no estaba en esa sala el mayor talentu audiovisual del país? Entos… ¿por qué parecía que realizaba la gala Francisco Franco? Además, pa hacelo moderno hay dos truquinos muy fáciles, ho: subtítulos y presentador con gafes de pasta. Eso sábelo hasta mi güela. ¡Sábelo tol mundo redios! Bueno… tol mundo menos los del ayuntamientu de Xixón, que aún no tiene director pal Festival de Cine… ¿nunca fuisteis al Toma 3? ¡será por gafes de pasta gallos!

5. El discursu del día de Asturias de Javier Fernández

Bueno… igual con esta pasámonos un poco. Ye probable que no haya nada más aburrido que un discursu de nuestru presidente. Pero al menos a él ponen-y una banderina de Asturies detrás y entiendese-y alguna palabruca suelta. Ayer, en la gala, descubrimos que la Presidenta de la Academia del Cine Español… ¡ye foriata! Y claro, cada vez hablaba la probe, entendiese-y menos que a Javier Cardenas con media docena de casadielles en la boca.