Todos los asturianos sabemos que el CACHOPO no es solo una comida autóctona. ¡Ojalá! No, amigo, no. Recuerda que Jesucristo multiplicó los panes y los peces y cuando fue a hacerlo con el cachopo crucificaronlu los hosteleros porque les jodía el negocio. Esto ye así, está en los libros. Y es que si llega a un multiplicar un cachopo, un trozu de jamón acaba rozando Saturno.

Y es que el cachopo es algo más. Tiene su propia religión, la ciencia de la Cachopología. Y sus adeptos experimentan diferentes estados espirituales: miedo, fartura, PLACER. Comer cachopo te convierte en un ser superior. Y si encima lo acompañes con unos culinos, devuélvete perres Hacienda y yes capaz de cantar canciones de MELENDI sin hacer el ridículo. Todo en el mismo día.

Aunque al final, muchos son los que prueben esti manjar pero solo unos pocos elegidos los que pertenecen a EL CLUB DEL CACHOPO. Y los que acceden o mueren de fartura o callen como zorros, por lo que los datos que hay sobre el club son confusos. Aun así nosotros vamos a establecer las principales reglas que rigen esta legendaria y ancestral organización. ¿ERES TÚ UNO DE ELLOS?

REGLAS DEL CLUB DEL CACHOPO:

La 1º regla del Club del Cachopo es que nadie puede hablar sobre el Club del Cachopo. Y menos si yes cazurru.

La 2º regla del Club del Cachopo es que la fartura termina cuando uno de los contendientes grita “Cagon mi madre, basta”, desfallece o explota. Si ye cazurru suele explotar.

La 3º regla del Club del Cachopo es que solo puede haber dos personas máximo comiendo de un mismo cachopo. Si son cazurros tienen que juntase 20 y ye penalty y expulsión.

La 4º regla del Club del Cachopo es que tienes que pedir un entrante antes y un postre después. Mínimo. Y acompáñalo todo con sidra. Si no haces nada de esto yes cazurru. O francés.

La 5º regla del Club del Cachopo es: Si es tu primera fartura lleva sales de frutas. Si yes cazurru haz testamento.

Para terminar, recuerda que pertenecer al Club del Cachopo y querer facer la Operación bikini no ye compatible. De hecho, FALETE tenía anorexia, miró la foto de un cachopo y el resto es historia. YE ASÍ.