Seguro que alguna vez te lo has preguntado. Cada sidrería o restaurante lo pone de una manera y no hay dos iguales. Es uno de los grandes secretos de la cocina asturiana. El enigma que ha tenido en vilo a generaciones enteras. ¿CUÁL ES EL TAMAÑO PERFECTO QUE DEBE TENER UN CACHOPO?

UN POCO DE HISTORIA:

Es grande, asturiano y está bueno. No, no hablamos de ARTURO FERNÁNDEZ. Nos referimos al CACHOPO. Para muchos consiste solo en rellenar dos filetes de ternera grandes de jamón y queso. ¿Solo? ¡Jajaja! ¿¿Quién diz eso?? ¡O son bobos o franceses! Y es que el tamaño importa. Y en los cachopos también.

Vayamos por partes: Primero hay que definir el concepto “grande”. Esto es como cuando te miras dentro del pantalón y piensas: “esto es grande”. Y entonces tu mujer te enseña al negro del whatsapp. Porque cada uno tiene una medida mental para definir “grande”, sobre todo tu mujer. Ye así.

PERO ENTONCES… ¿CUÁL ES EL TAMAÑO PERFECTO QUE DEBE TENER UN CACHOPO?

Eso se preguntó Estados Unidos. Y reunió a un equipo de diez científicos de la Meat Harvard University para hallar la respuesta. Después de 20 años investigando, de los diez científicos ocho se suicidaron y los otros dos se hicieron mormones. Y Estados Unidos prefirió llegar a la Luna, que lo veía más fácil. Entonces fue cuando un equipo de un asturiano encabezado por XURDE MANZANO, charrán de la Cachopo Sotrondio School resolvió el misterio.

XURDE comenzó a recorrer Asturias de fartura en fartura y muy pronto elaboró toda una serie de paradigmas sobre el tamaño del cachopo. Primero se dio cuenta de que si a un metro de distancia podía ver el cachopo entero sin ladear la cabeza, NO ERA UN CACHOPO. Si tenía que alejarse un par de kilómetros para verlo, SÍ ERA UN CACHOPO. Pequeño. También comprobó que si era suficiente un solo camarero para traer el cachopo, NO ERA UN CACHOPO. Si lo traían 4 camareros en procesión, SÍ ERA UN CACHOPO. Pequeño. Y sobre todo, comprendió que si después de comerlo podía hablar, NO ERA UN CACHOPO.

Xurde recopiló millones de teoremas sobre EL TAMAÑO DE UN CACHOPO, que recogió en miles de enigmáticos tratados, que escribió durante cientos de años. Y como ye asturianu tuvo los güevos de resumilo todo en 2 reglas:

1º REGLA DE XURDE: Un cachopo NUNCA es lo suficientemente grande.

2º REGLA DE XURDE: Haz caso a la primera regla.

Ya está. Fin. Gracias, Xurde Manzano. Contigo empezó todo.