Estados Unidos se ha convertido en el lugar de retiro perfecto para muchos jugadores que en su día fueron referentes del fútbol mundial. Allí, en la MLS, buscan una Liga sin mucha exigencia ni presión. Pero ese no es el caso de DAVID VILLA, que puso rumbo a Nueva York en 2014 dispuesto a seguir demostrando que es un número 1. ¿Por qué? Porque ye asturianu. Punto.

“A EEUU vine como Pelayo, a reconquistalo todo”, dijo a Al Platu Vendras mientras devoraba una fabada. Y ha cumplido hasta el punto de ser nombrado el mejor jugador de la MLS en su segunda temporada. “La primera relajeme a propósito, no me gusta ser abusón”.

Y es que el guaje desde que debutó en el New York City en 2015 ha firmado el 37% de los goles del equipo. “ye fácil, yo apunto entre los tres palos y entren toes. Esi ye el mi SECRETO“, agregó el delantero que ha compartido escenario durante esta temporada con jugadores como Andrea Pirlo, Steven Gerrard o Kakà.

Pero la noticia ha saltado ahora porque ya se especula sobre su futuro próximo. Y los rumores apuntan directamente al club que lo vió nacer, el SPORTING de Gijón. Según algunas informaciones, el equipo rojiblanco estaría pensando en su incorporación y él no lo vería con malos ojos. Aunque habría puesto condiciones. “La idea ye que me pongan en punta con QUINI. Si lu convencen a él yo apuntome”. Y no va desencaminado. El comenzar los partidos con semejante dupla ya aseguraría dos goles casi sin saltar al césped.

“Quini ye como el orbayu, siempre moja”, nos decía un Villa visiblemente ilusionado. Pero esas no serían sus únicas peticiones. El guaje también querría tarifa plana de arroz con leche en LA CHALANA. “Ye que soy muy llambión”, nos confesaba en petit comité.

Sea como fuere, la decisión aún no está tomada y además la operación no será nada fácil. David Villa fue el primer jugador de la historia del equipo del Nueva York y la primera oferta económica que ha hecho llegar el Sporting no les satisface. Parece que el lote de productos de Alymerka y la camiseta firmada por el Pitu no es suficiente. Sin embargo, el Sporting está dispuesto a echar el resto. La semana próxima piensa incluir en la oferta una suscripción anual a El Comercio y TRES KILOS DE ORICIOS. Todo lo que haga falta por el GUAJE.