El pasado domingo Guillermo Pelayo Barquín era “expulsado” de la zona que había elegido, en la playa de Salinas, para vender sus clásicos barquillos.

La policía “invitaba” al popular vendedor ambulante a abandonar su ubicación, tras la llamada del conocido establecimiento “Ewan Salinas” situado en el paseo marítimo. Al parecer, según los dueños del citado local, la presencia del barquillero estaba perjudicando a su negocio.

Pero lo que podría haberse quedado en una simple anécdota se está convirtiendo en “el culebrón” de la semana. Porque ayer, solo unas horas después de conocerse la noticia, miles de internautas comenzaban a manifestar su incondicional apoyo a “Pelayo” en las redes sociales. Y acaba de ser confirmada una manifestación para el próximo fin de semana.

¡¡Mecagonmimadre!! Tener el mayor paro juvenil de España, ¡pase! Y que nos mengüen los sueldos y les pensiones, ¡también! Pero al mi Pelayo… ¡al mi Pelayo y sus barquillos que no me los toquen reDios! ¡Dejailu tranquilu que vos reviento!

Comentaba un usuario esta mañana en su perfil de Facebook. Y hoy, tras comprobar la enérgica respuesta popular, la marca de ropa asturiana “Ewan Clothing”, que nada tiene que ver con el establecimiento que lleva su nombre, aprovechó la oportunidad para “subirse a la ola” del barquillero de moda.

Zona VIP, un contrato de influencer y su propia línea de ropa y tablas de surf.

Según publicaba esta mañana en su página web, Ewan Clothing acaba de cerrar un contrato de imagen con “Pelayo”. Y desde ahora, no solo podrá vender sus barquillos desde sus tiendas. Además, lo hará vistiendo su propia línea de ropa y con una tabla de surf personalizada: “Barquilleru´s WAY”.

“Yo solo quiero seguir vendiendo mis barquillos. Ahora… si me dan perres por poner una camisa… ¡póngola! Eso sí… yo con esa tabla de barquillu al agua no me meto. Que se me estropea la receta y luego eso no hay Dios que lo coma”.

Declaraba Pelayo, hace unos minutos, tras conocer la inesperada noticia.

0 / 5 (0 votos)

Artículos Relacionados