A las 16:15 minutos del día de hoy, Herminio García Quirós, presidente de la comunidad de vecinos de la calle Ezcurdia Nº-134, comparecía en el descansillo de su portal para hacer un comunicado oficial.

“Vecinos y vecinas, hasta aquí llegamos. Ni Mariano Rajoy, ni Javier Fernández ni la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, han sabido escucharnos ni  dialogar con nosotros. Somos un barrio pacífico, que únicamente quería ejercer libremente la democracia. Pero tras múltiples intentos, la situación nos obliga a dar un paso adelante, y no para darnos un bañín en San Lorenzo precisamente, sino para algo mucho más importante.

Esta que hoy tomamos es una decisión lógica y necesaria, y tras realizar un referéndum entre los vecinos presentes, declaramos la D.U.I. con la que nos convertimos en un estado libre y soberano: LA REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DEL BARRIO LA ARENA”.

Con estas palabras, y entre fuertes aplausos y alguna que otra lágrima de emoción, Herminio entraba en la historia del popular barrio gijonés convirtiéndolo en un nuevo país independiente.

Poco importaron las recientes fugas de empresas en “La Arena”, como la de la mítica heladería “La Ibense” o la tradicional sidrería “El Parque”. Después de unas últimas jornadas frenéticas, llenas de contradicciones y carreras entre los diferentes portales y comercios del barrio, se toma la decisión más drástica, pero también la más soñada por muchos gijoneses. Al fin, todo está listo para que nazca, con las máximas garantías, la República Democrática del Barrio La Arena.

Julián Antuña, exmilitar y gerente de la ferretería de la calle Aguado, será el responsable del ejercito por tierra mar y aire. Y recientemente, ha desplegado media docena de patinetes a pedales en la playa, de la escalera 10 a la 15, para asegurar la costa.

La economía, será competencia de la directora de la sucursal del Liberbank de la calle Manso, Vanesa Juliana, que ya ha comenzado a acuñar la nueva moneda, y que comenzará a sustituir el lunes por los euros: “los playos”.

El nuevo himno nacional, que cerraba con toda solemnidad la declaración unilateral de independencia, será el “Gijón del Alma” de Zapato Veloz.

 

 

 

  • qmenen

    Me cago en mi manto, como no me libereis el tramo de la calle Ezcurdia que pretendeis usurpar v’aber aquí más que palabres. ¡Autonomía pa’ la calle Ezcurdia, la más larga de la ciudad.