Tan solo era cuestión de tiempo, porque las grandes ideas están ahí, flotando en el aire esperando a que alguien las atrape y las ponga en práctica. Esto fue lo que pensó Rafael Antuña (48 años, Colloto), el hostelero asturiano que sumó 1+1 y dio con la fórmula del éxito: CACHOPO + ROSCÓN DE REYES = “CACHOPÓN DE REYES” = ÉXITO ABSOLUTO.

“La verá que parez mentira que nadie lo hicera antes. Pero ahora ya lo tengo patentao… ¡esto ye como si me hubiera tocao la lotería, chico!”

Nos cuenta un exultante Rafael, “Falo” para los amigos, tras confesarnos que está teniendo algunos problemas para atender toda la demanda. Su producto, únicamente se vende online en www.cachopondereyes/farton.com a un precio de 19,95€. Y solo en la última semana, desde allí se han preparado y enviado más de 10.000 Cachopones de Reyes a todos los lugares de Asturias y España, algunos incluso al extranjero.

“Ayer mismo mandamos cuatro pa Arabia Saudí. No me preguntes qué van a hacer allí con ellos, ¡porque el jamón ye de gochu asturcelta! Jeje.”

JAMÓN, QUESO… Y OTRA SORPRESA EN EL INTERIOR.

No cabe duda de la gran originalidad de la idea de Rafael, pero siendo totalmente sinceros, nos reconoce que el éxito del producto no está solo en su receta, sino en su campaña de marketing y la sorpresa que lleva dentro. Porque el Cachopón, tiene algo más que jamón y queso en su interior: ¡una madreña, del número 42, hecha de auténtico roble asturiano! Pero eso no es todo, uno de ellos, solo uno, esconde el espectacular regalo estrella en su interior. El verdadero reclamo en el que se basa el tremendo éxito del Cachopón de Reyes:

¡¡Un chalé de Perlora!! Sí, sí… un chalé, pero no un vale por un chalé, ¡un chalé enteru! Con jardín, caseta pal perru… ¡y plaza de garaje!

Nos aclaraba un Rafael pletórico, con los ojos muy abiertos, acelerado y aún algo incrédulo por el éxito de su idea.