La verdá tengo que decila… toy flotando, toy como cuando ponen el brick de vino en el Lidl a 90 céntimos… ¡toy en una nube gallos!

Si alguna vez muero y voy al cielo, seguro que aquello parezse mucho a esto. Aunque veme a mi muertu será complicáo, porque ya sabéis que quiseron matame muches veces, y no pueden conmigo. Soy como John Snow, pero más guapu, y en vez de espada, yo llevo una muleta pa defendeme.

Esi premiu que hoy recibo, creo que no me lu merezco, pero diz el juráo que ye una recompensa a la trayectoria de toda una vida. ¡Sí ho! Tola vida trayando… pidiendo poles calles de Oviedo.

– Oye, grande… ¿tienes una moneda? ¿tienes un pitu? ¿un café? ¿y un chalé en Perlora?

Que pensaréis que lo mío ye una pijada, pero no ye fácil. Pa hacer esto no vale cualquiera. Porque, ya sabéis lo que dicen, ye duro de perdir… ¡pero más duro ye de robar! Y si no, ¡que-y lo pregunten a la tu hermana y al tu cuñáu!, ¿he Felipe? Jeje. Pero bueno… yo vivo en un cajeru de Liberbank y ellos en Ginebra. ¡Menuda envidia chico! Con lo que a mi me gusta la ginebra… ¡quién pudiera vivir en ella!

A ver, ho… que me pierdo. Espero que esti premiu sirva de ejemplu pa la gente, especialmente pa los más jóvenes. Porque si te esfuerces en algo, si persigues un sueñu, puedes alcanzalu. Yo pedí, pedí y pedí… y al final, ¡dieronme algo! Lo que nunca imaginaba ye que sería un Princesa de Asturies. ¡Tais como una maniega! jeje… ¡¡¡gracies gallos!!!

Oye Letizia… veote muy flaca muyer, pa mi que tú pases más fame que yo. Toma anda, toma dos euros y compra un pinchu tortilla o algo reina.

5 / 5 (3 votos)

Artículos Relacionados