El PSOE se abstendrá para facilitar la investidura de Mariano Rajoy. Y lo hará a cambio de que se quite EL PEAJE DEL HUERNA. Diez meses después de las primeras elecciones, el comité federal socialista lo aprobó por una mayoría de 139 votos frente a 96. Fuentes consultadas dijeron que Javier Fernández se levantó, puso una caja sidra encima la mesa y dijo: “el que me haga caso, culín gratis”. Se rumorea que no todos votaron a favor porque el presidente asturiano escancia como el culo y además la sidra ye igual que la miel en la boca del asno, solo los asturianos saben apreciala en toda su grandiosidad.

El texto acordado afirma que los socialistas se inclinarán por el NO en la primera votación para reflejar así su «rechazo al PP», pero se abstendrán en la segunda “para que quiten el peaje del Huerna y DEJEN DE SANGRANOS LOS CABRONES”. No nos inventamos nada, son palabras literales.

Javier Fernández afirmó que el mandato de abstenerse afecta a todos los diputados socialistas: “Yo soy muy pacífico pero al que desobedezca saco el bate y hago como Negan en WALKING DEAD”. El socialista vasco Txarli Prieto se atrevió entonces a presentar una propuesta alternativa en la que defendía abstenerse y que la gente dijera que la sidra vasca ye mejor que la asturiana. Inmediatamente le cayó una tormenta de hostias que ni siquiera vio venir, agresión que ha sido ya denunciada. Se espera que Txarli Prieto le caigan 3 años de cárcel.

Destacados dirigentes como Pedro Sánchez o el valenciano Ximo Puig eludieron tomar la palabra después. Sí intervino la andaluza Susana Díaz, que gritó “PUXA ASTURIES” e intentó bailar el pericote. Ante esto, Javier Fernández fue claro: “que lista yes, jodía. Vas llegar lejos”.

Javier Fernández prosiguió su discurso y afirmó que “todos los caminos son malos, pero el del Huerna ye peor que hay que pagar 13 euros”. Y acabó su intervención: “Pa una vez que me lanzo no me cortéis, coño”. Y luego no dijo nada ya más. Se espera que hable de nuevo para el 2024.

Como estaba previsto no asistió PEDRO SÁNCHEZ, quien sin embargo publicó un mensaje en Twitter en el que insinuaba su posible candidatura a las primarias del partido. Javier Fernández le ha contestado con un emoticono, el que parece una caca. Según el presidente de Asturias es una culebra con ojos.