¡Escándalo en el mundial de Rusia! La selección española, recientemente eliminada por los anfitriones, podría no haber dicho su última su palabra en la competición.

“La Roja”, que se despedía precipitadamente hace unas horas tras una angustiosa tanda de penaltis, conserva aún una luz de esperanza. Según pudo averiguar este medio, Luis Rubianes, presidente de la Federación Española de Fútbol, acaba de emitir un comunicado oficial a la FIFA acompañado de un burofax.

En el escrito, nuestro país exige la repetición de todos los partidos de España, ya que nuestra selección no había sido debidamente informada de que tenía la posibilidad de jugar con portero.

En su lugar, el combinado español, puso durante los cuatro partidos disputados un cono de obra bajo los palos. Apodado cariñosamente “Davicín”, el singular cancerbero poco pudo hacer contra los disparos de los equipos rivales.

Además, por si jugar sin guardameta en la portería no fuera suficiente desventaja, nuestro equipo se quedaba sin entrenador dos días antes de comenzar la competición. Esta circunstancia, obligaba a la Federación Española a sentar en el banquillo al primero que pasaba por allí: un señor que gritaba mucho y movía muy rápido las manos. Nada malo podía pasar, ¿no?… ¿o sí?

0 / 5 (0 votos)

Artículos Relacionados