¿Cuántas veces te mordiste la lengua leyendo la última y trascendental reflexión del que era el más tonto de tu clase?

¿Hasta cuándo vas a soportar ver las fotos de los gatos de tu vecina del quinto?

¿Realmente necesitas saber lo mucho que trabaja, y el éxito que tiene, aquel amigo de la infancia?

¿Podrías vivir sin conocer el recorrido y los kilómetros que acaba de hacer tu jefe en su nueva bicicleta?

Tranquilo, si sufres de estos y otros contratiempos cada vez que echas un vistazo a tu muro de Facebook, esta noticia te va a alegrar el día.

En un intento por mejorar las experiencia de sus usuarios, la red social más poderosa del planeta, acaba de anunciar que está concluyendo las pruebas con su nuevo y revolucionario botón: “me importa un pijo”.

“Me importa un pijo” marcará un antes y un después en la historia de Facebook. Nuestro sueño siempre ha sido ayudar a mejorar las vidas de las personas, aunque a veces, tenga que ser diciéndoles a la cara: “eh tú… deja de hacer el puto ridículo con eso, no ves que las fotos de tu bebé no le importan a nadie”. No podemos ocultarlo, estamos realmente emocionados con el lanzamiento del nuevo botón.

mark

Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, en plena presentación de “Me importa un pijo”

Así lo contaba un ilusionado Mark Zuckerberg en la multitudinaria presentación que hizo en sus oficinas de Palo Alto (California). Además el C.E.O. de la compañía, desvelo que en vista de las expectativas que está despertando “me importa un pijo” ya están trabando en dos nuevos botones más: “me importa un puto pijo” y el más contundente y transgresor “yes mongol”.