¡Ya está aquí! ¡Llegó el 2017! Un año muy especial para todos los asturianos. ¿Por qué? Pues porque rima con culete, ¡no me digáis que eso ye casual! Un añu así tiene que ser por fuerza buenu para Asturies, dizlo la lógica. ¿Hay alguno que rime con sidra? Porque también será cojonudu…

Y ahora ya todos pensamos en esa lista de cosas que mejorar, lo que llamamos los buenos propósitos. La mayoría de ellos nunca llegamos a cumplirlos, pero qué más da, ¡si no importa! Ye una tradición, como comer turrón o pelar gambes. ¡Hay que hacelo!

Por ejemplo, DEJAR DE FUMAR. ¿Por qué? Porque fumar mata. Meca. ¡Y trabayar! ¡Pero eso no lo quiten, eh! Que básicamente dejar de fumar tiene que ver con cuidase y llevar una vida sana. Y ahí tenemos otru propósito… DEJAR DE BEBER. Si, mira. Voy dejar de beber. Voy dejar de beber agua. ¡Y los gin tonics voy tomalos sin hielo! Pa no coger frio en la garganta, no te jode…

Otru propósito: HACER DEPORTE. ¿Pero qué pasa? ¡Que ye mentira! Porque no hacemos deporte pa competir ni batir marcas. “Ye que Usain Bolt corre los 100 metros en 9 segundos” ¿¿Y?? ¡A mí que! ¿De qué me vale eso? ¡Si voy más rápido en coche! Vamos a ser sinceros… ¿Por qué lo llamáis deporte cuando queréis decir quitar las lorzas? ¡Porque esa ye la verdad! Decís: “voy a hacer running” o “voy a tonificar”… No, tú vas a adelgazar, ¡que tienes que sacar la blusa con calzador! ¡Que lleves los gallumbos como un tirachinas!

Pero normalmente lo que más nos gustan son esos propósitos medio indefinidos. Propósitos locos, como por ejemplo: SER MEJOR PERSONA. ¡Pero qué coño de propósito ye esi! Pues por ejemplo, no envidiar o joder al vecinu… Bueno, escucha, si hay otros propósitos… ¡Esti vamos a dejalu! Si no puedes tener un poco de envidia o joder al vecinu, ¿qué sentido tien la vida?

Otru propósito de estos locos: CAMBIAR EL MUNDO. ¡Meca, eso pa Ghandi! ¡Bastante tengo con cambiame yo! Que si pongo la camisa de cuadros, el pantalón a juego… si yo con eso ya tengo lio, ¡como para cambiar el mundo! ¡Si hay días que no cambio ni los calzoncillos!

Porque claro, ¿Sabéis porque vosotros nunca conseguís cumplir los propósitos? Porque no tenéis un plan. ¡Pa enganchar mozu si que lu tenéis eh! La minifalda, escote… Y a bailar reggaetón y rozar cebolleta. Pues aquí igual, hay que tener un plan. ¿Cuál?

Pues primero ye escoger una meta que sea alcanzable. Por ejemplo, “ligarse a Brad Pitt”, igual no ye muy alcanzable, amigas. “No, ye que ahora dejolo con Angelina”. Da igual… ¡teneislo crudo! “Pues ligame a Brad Pitt y George Clooney” A ver… que no lo entendisteis. Ye al revés, ¡pal otro lado! Por ejemplo, ligar con el pescadero del Alimerka, el del ojo de cristal. Eso sí.

Y ahora que ya elegiste propósito, tienes que transformarlo en propósitos pequeñinos… ¡Pa que sea más fácil de cumplir! Por ejemplo: si tu meta ye perder 13 kilos… como la mi cuñada que ta gorda como una burra… pues empieces por 13 gramos. Y ya el próximo año otros 13. Así, poco a poco. ¿Qué prisa tienes? ¿Persíguete alguien?

Y ya está, ¡objetivo cumplido! ¡Conseguiste realizar los buenos propósitos de este 2017. Y si no te gusta el propósito tieneslo muy fácil. Un último truquin, decir: “yo empiezo el 1”… Pero no dices de que añu. “Empiezo el 1”… ¿¿Del 2017? ¡O del 2020! ¡Del que te dea pola gana!

0 / 5 (0 votos)

Artículos Relacionados