El grupo armado madrileño Estado Faltosu de Vallecas ha reivindicado la autoría del “atentado” cometido en un chigre de Sotrondio por decir LAS FABES, con el balance de 53 cabreaos y 3 que queríen morise del disgusto.

El supuesto autor de la “masacre”, Fernando Arameo, ebanista y madrileño de 29 años, llamó antes al chigre y pidió mesa para cuatro, según fuentes policiales citadas por medios locales como Tele-Avilés. La llamada fue grabada y la están analizando los agentes que llevan a cabo la investigación.

Acto seguido se personó en el bar con sus amigos y pidió de entrante pastel de cabracho y de segundo “LAS FABES esas que tenéis aquí”. Los dueños del bar intentaron defenderse de la agresión con un “Meca, ¡como ye ho!” que no tuvo ningún efecto en el “terrorista” que continuó su escalada de terror: “perdone, no le entiendo. ¿Nos trae las fabes o no?” recalcó el cruel vallecano. Viendo que el diálogo era inútil los pobres asturianos allí presentes hicieron lo único que se podía hacer: cagase en su madre e intentar linchalu.

El grupo armado madrileño Estado Faltosu de Vallecas huyó del lugar no sin antes marchar con un palillero y unos huevos cocidos de la barra. Luego en dos comunicados difundidos en castellano y asturiano raro a través de las redes sociales, el Estado Faltosu de Vallecas ha confirmado que seguirá metiendo miedo por toda Asturias.

Este grupo armado suele reivindicar con cierta rapidez sus “atentados”, incluidos los que efectúan los llamados “babayos solitarios”, personas que operan a iniciativa propia, pero inspiradas por la ideología pufista de esta banda que controla partes de León y Madrid.

El caso de Fernando es similar al del autor del atentado en una espicha de Casa Trabanco el año pasado, el cual atentó contra un grupo de gijoneses al grito de “dadme otra de SIDRIÑA”. El mismo día de la masacre publicó un mensaje en Facebook en el que proclamaba su lealtad a la tontería y estupidez humana.