La imagen está dando la vuelta al mundo. Cristiano Ronaldo, tras marcar el sexto gol del Madrid y con el rostro ensangrentado, solicita el teléfono móvil al médico del equipo para comprobar la gravedad del golpe sufrido.

Casi inmediatamente, miles de MEMES y bromas de todo tipo, comienzan a aparecer en las redes sociales a partir de la curiosa imagen. Pero, en esta ocasión, no es ningún chiste lo más sorprendente que llega tras la excentricidad del astro portugués.

La compañía americana Instagram ha visto una oportunidad de oro para atraer a sus millones de usuarios “obligandoles” a actualizar la aplicación. Su directora de comunicación, Kristina Schake, anunciaba esta mañana a los medios de todo el mundo el lanzamiento de un nuevo efecto de belleza: “el filtro Madeira”.

“El filtro Madeira es la solución definitiva para lucir siempre radiante en las condiciones más extremas. Sangre, sudor, lágrimas… o cualquier otro fluido que puedas imaginar, desaparecen mágicamente de tu rostro para que luzcas en tu máximo esplendor.”

¿El resultado? El hashtag #MenosSangreMásLikes es TT Mundial desde hace varias horas. La reacción a la noticia está superando las mejores expectativas imaginadas. Influencers de todo el planeta han aplaudido el nuevo filtro.

“¡No subiré más fotos hasta tenerlo! Lo quiero, lo necesito, ¡no puedo vivir ni un puto segundo más sin esa mierda!”

Escribía esta mañana @PumarínPigWay, una gocha vietnamita, residente en Londres, que cuenta con más de 12 millones de seguidores.

Aunque aún no está confirmado, todo indica a que la de ayer fue una acción perfectamente orquestada para llamar la atención del público. Una estrategia de marketing planeada para aumentar el impacto mediático antes de la próxima actualización de Instagram. ¿La prueba definitiva? El enigmático tuit que compartía, hace unos minutos, el propio Cristiano Ronaldo en todas sus redes sociales:

“Si en el campo te dan madera… ¡pon el Madeira!”