A las 12:30 horas del día de hoy, el presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, comparecía ante los medios para hacer el comunicado oficial.

“El F.C. Barcelona, según manifestaciones de su propio presidente, ya no pertenece al estado español y por tanto, tampoco es un Club de la UEFA. En consecuencia, dicho equipo queda automáticamente eliminado de la Champions League”.

La contundencia del comunicado ha caído como un jarro de agua fría en el Club Catalán, así como en sus millones de aficionados de todo el planeta. Pero su presidente, Josep Maria Bartomeu, no quiso hacer declaraciones a este medio.

No obstante, a “micro cerrado”, Bartomeu se mostró confiado en volver a jugar pronto la máxima competición europea… pero en el FIFA 2017.

“Estoy mejorando mucho y ya le voy pillando el truco. Además, cuando voy perdiendo y quedan pocos minutos… llamo a mi hijo el pequeño y le digo:

-¡Si us plau Jaume! ¡Guanya el partit campeón!

Le dejo el mando para que me remonte el partido, jeje. ¡Es un fenómeno! ¡El otro día metió un chicharro de chilena jugando con el tercer portero del equipo! jajaja.”

Los que no se han tomado la noticia con tanto humor son algunos de los verdaderos jugadores del Barsa. Fuentes internas, aseguran que existe un profundo malestar en gran parte de la plantilla debido a esta situación. Incluso algunas estrellas como Messi o Luis Suárez, ya han puesto a trabajar a sus representantes para preparar una posible salida del Club. Y las primeras ofertas por sus traspasos no llegan en forma de petrodolares, sino procedentes de equipos asturianos. El Real Sporting y el Real Oviedo ofrecen más de 200 millones por cada uno de los cracks, pero no de euros… ¡sino de abrazos! ¿Veremos próximamente a las estrellas del F.C. Barcelona jugando en un equipo Asturiano? Quién sabe, si Cataluña puede ser un estado independiente, ¡todo es posible!, ¿no? Y por si llega ese día, iremos encargando los bugres y poniendo la sidra a enfriar.

  • qmenen

    Me cago en mi manto, como no me libereis el tramu da la calle Ezcurdia que pretendeis usurpar, v’aber aquí más que palabres. ¡Autonomía p’a la calle Ezcurdia!, que ye la más larga de la ciudad.