Hace mucho frío en Asturias. Asúmelo. Más frío que esconderse en una nevera, más frío que una espicha en un iglú. Que tuviste que ir a comprar el pan en trineo. Que al ducharte le hiciste la cobra al agua. Pero ojo: por muy mal tiempo que haga, existe algo que nos deja aún más fríos a todos los asturianos. Y son las siguientes “cosas”:

EL PEAJE DEL HUERNA: Si… ¡¡12,90 euros que te claven por abandonar la tierrina!! ¡no quedes fríu, quedes congelau! Porque encima del disgusto que lleves por salir de casa… ¡encima cobrente! Así marches, con el corazón vacíu. Y la cartera también. Y espera, que como dejares la luz prendida y tengas que dar la vuelta, otros 12,90 que te claven. No pienses que se acuerden de ti y te perdonen. No. El paisano del peaje ye como Pablo Escobar en Narcos: “Plata o plomo”. La otra opción ye ir por el Pajares. Pero con esti tiempu no ye recomendable, porque igual encuentres al yeti jugando al tute con el oso de Santa Lucia.

EL INEM: Cuenta la leyenda que si pones en fila india a tolos asturianos que están o tuvieron en el paro, la cola llega hasta a Australia y allí enseñes a un canguro a tocar la gaita. Ye así. Y es que la cola más larga del mundo no ye la de Nacho Vidal, sino la del Inem en Asturies. Aquí hay tan poco trabajo que FAME no ye una serie estadounidense sino la realidad cotidiana. Y es que el poco trabayu que hay en la tierrina déjanos a todos congelados. Porque antes con el carbón, currábamos y teníamos calorín. Pero ahora que se acabó Hunosa, tamos como los reyes magos: trabayando un día al añu.

UN CACHOPO RELLENO DE TOFU: Cocinar un cachopo ye fácil, ¿entos pa que lo compliques, coño? A ver, ye así: Cortes una vaca en dos y rellenesla de jamon y quesu. Punto, ya tienes un cachopo. Pequeñu. Así que déjate de pijaes y deconstrucciones. Y sobre todo, muy importante: si vas jugate la vida y rellenalu de algo, que sea de oricios, sidra o casadielles. Nunca tofú, no jodas. Porque un asturianu encuentra un cachopo con tofú dentro y queda como el frigodedo, congelau. Recuerda una de las reglas básicas de la gastronomía asturiana: Si mezcles tofu y cachopo llámate una china por teléfono y a los 7 va a tu casa a calcalte una hostia. ¿Sabes qué? Merecíesla.

IR A MADRID Y QUE LLUEVA: Lleves chupando agua tol añu y nun te quejes. ¿Por qué? Porque yes asturianu. Y no tienes piel, tienes escamas. Pero aguantes, como un paisano. Que pa eso yes de la cuenca y tu padre picaor. Pero entos la muyer dizte que necesita unes bragues. Pero ojo, que no le valen de Intu Asturias, con lo guapo que ta aquello. No, ella quier dir al Primark de Madrid. Y la lleves o les lleves. Pero ye que encima llegues allí y justo ese día ye el único del año en el que llueve en la capital. Que los madrileños corren chillando como si les gotes fueran ácido. Y cuando dices aquello de: “ye-solo-orbayu-ho”, la policía confundete con un terrorista kurdo y vas pa chirona. Pero ojo, eso no ye pa quedar congelau, lo que te va dejar fríu ye recordar que dejaste a la muyer en Primark. Y con la Visa oro. Adiós perres, nin.

4.50 / 5 (4 votos)

Artículos Relacionados