El temporal de frío y nieve que se instaló ayer en Asturias está causando estragos por todo el Principado. Tras una nevada insólita y sin precedentes, el gobierno regional acaba de activar por primera vez en su historia la Alerta Negra. Una medida que prohíbe salir a la calle a niños y personas de avanzada edad, y que obliga al uso de cadenas en el 100% de las carreteras y calles asturianas. La llamada “NEVADONA” está causando numerosos accidentes, de diferente naturaleza, por toda la geografía asturiana:

Oviedo. 10:33 h. Marisa Antuña Gutiérrez, vecina de 72 años de edad, se rompía la tibia y el peroné tras bajar a comprar un kilo de kiwis al mercado del Fontán. Al parecer, la abuela asturiana, salió a la calle sobre el snowboard de su nieto con el que sufrió una mala caída. “Yo siempre fui “palillera” más que de tabla fíos”. Declaraba, sin perder la sonrisa, desde la habitación del HUCA donde permanece ingresada.

Gijón. 11:10 h. Una brutal pelea entre dos osos polares provoca graves destrozos en el mobiliario urbano por valor de 220.000 euros. Según un testigo presencial, los plantígrados empezaron discutiendo sobre una hembra, pero llegaban a las zarpas cuando se pusieron a hablar de fútbol.

Mieres. 12:30 h. El chat de whatsapp de “Los 7 del Angliru” acumula más de 100 mensajes por minuto. Se masca la tragedia y, según pudo averiguar este medio, el empleado del 112 que atendió sus llamadas hace unas semanas acaba de pedir la baja por depresión.

Oviedo. 13:10 h. El presidente del Real Oviedo, Jorge Menéndez Vallina, llama al presidente de la LFP, Javier Tebas, y le advertirle de que el Carlos Tartiere no estará en condiciones para el derbi de mañana. Javier Tebas le contesta que el fútbol, los jugadores y los aficionados son lo de menos, y que le manda 22 pares de raquetas de nieve por Amazon express.

0 / 5 (0 votos)

Artículos Relacionados