Con motivo de la tremenda ola de calor que estamos sufriendo los asturianos, los hombres del tiempo MARIO PICAZO y ROBERTO BRASERO han hecho público un comunicado en el que anuncian que se disuelven y entregan las ISOBARAS. Ambos reconocen que tras muchos años de fallos continuos a la hora de pronosticar el tiempo en Asturias, es absurdo seguir “haciendo el pijo”.

Roberto Brasero fue claro: “nos rendimos, esta ola de calor ha sido más sorpresiva que la E.G.B de Paquirrín”. Mario Picazo sentenció: “Joder, ¡si yo acierto más en el bingo!” Sin duda, profundas reflexiones hechas desde el más sincero de los análisis.

“Es que a mí en la carrera de Meteo me enseñaron Lluvia-Asturias y Sol-sevilla. Esos dos conceptos nunca fallaban”, continuaba afligido Brasero y con lágrimas en los ojos. “Joder, ¡yo solo con eso saqué Notable!”, replicaba Mario Picazo visiblemente contrariado.

Los dos también tuvieron tiempo para pedir perdón a las víctimas. Pedimos perdón a todos esos asturianos que nunca pudieron preparar las cosas de la playa con tiempo”. “Y a los turistas que cuando dudaban entre Asturias y Badajoz, por culpa nuestra elegían Badajoz”, dijo Brasero. “Hostia, Badajoz… ¡cuánto daño hemos hecho!”, apostilló Picazo.

No obstante, ambos meteorólogos han querido dejar claro que el tiempo en Asturias también se ha llevado a muchos compañeros suyos por delante. A José Antonio Maldonado lo reconocieron en un chigre de Blimea y ya son dos años comiendo potitos. No es justo. O sí, yo que sé”.

Por último, Mario Picazo y Roberto brasero se han excusado recordando que los 35 grados de hoy en Asturias se pagaba en BETANDWIN a 50 euros por euro apostado. “O sea, que era chungo, eh…”. A partir de ahora ambos piensan dedicarse a adivinar quién será el próximo presidente del Gobierno en España. Según sus propias palabras… ES MUCHO MÁS FÁCIL.