La esperada ola de calor llega a Asturias. Y con ella, no solo vienen el sol y las altas temperaturas. Además, el anticiclón nos deja una surrealista conversación entre una madre asturiana y su hijo, que ya es viral, y cuyo contenido transcribimos a continuación:

MARQUINOS: Dime mama…

JOSEFA: Oye vida… ¿ye hoy cuando salíes con los amigos a cenar?

MARQUINOS: Sí, sí… ye hoy mama. Tranquila que ya somos mayorinos. De comisaría no te vuelven a llamar.

JOSEFA: ¿Tú viste qué calorón?

MARQUINOS: Sí, sí, mama… ¡y ya era hora! La verdá que da gusto salir en camiseta.

JOSEFA: ¡¿En camiseta?! ¡No se te ocurra Marquinos! Haz casu a tu madre… ¡y lléva una chaquetina!

MARQUINOS: ¿¡Chaquetina!? ¡¿Qué chaquetina voy llevar mama!? ¡¿Cómo no lleve una ignífuga como les de la fórmula uno!? ¿No ves que voy cocer como un centollu?

JOSEFA: No fíu… centollu no pidáis que tamos en agosto. El mariscu siempre en los meses con “r”.

MARQUINOS: Mama… ¿tas sorda o fállate la cobertura? Que te digo que hoy la chaquetina sobra.

JOSEFA: No te fíes… ¡que por la noche refresca!

MARQUINOS: ¿Refrescar? Qué más quisiera yo que refrescar por la noche, pero no hay manera mama. Ya pasó mediu verano… ¡y puntué menos que Lopetegui en el mundial de Rusia!

JOSEFA: Eso ye porque vas siempre de cualquier manera… ¡yes un desastre! ¡Escúchame fíu!… que sé yo bien lo que te digo. A les muyeres, prestanos un hombre formal, bien peináu y con…

MARQUINOS: … ¡con chaquetina! Ya lo sé mama, ya… con chaquetina.

La conversación telefónica se prolongaba durante varios minutos, hasta que el joven desistía de su intención de salir sin chaqueta. Porque una cosa ye lo que diz el Meteosat y otra Josefina. ¡Ye lo que hay! Ningún satélite sabe ni sabrá nunca más, que una madre. Y mucho menos… que una madre asturiana.