Absoluto desastre sobre el arenal gijonés. La que debía haber sido la noche más mágica y festiva de su Semana Grande, terminó ayer en un triste “quiero y no veo” para decepción de todos los presentes.

“¡Menudos pufistas! A mi no me engañen, ¡¿oyisti?! ¡Estos quedáronse con les perres! Tienen allí en El Cerro a uno moviendo unes linternes y haciendo ruidos con la boca. ¡¡¡Homenomejodas!!!”

Se quejaba un vecino del Barrio La Arena que no podía creer lo que no veía.

“Aquí hoy la única palmera que vi fue la de chocolate que-y compré antes al guaje pa merendar”

Se lamantaba otra espectadora al terminar de escuchar una invisible traca final.

La decepción de los que presenciaban el “espectaculo” fue tal, que rápidamente, miles de ellos se movilizaron a través de las redes sociales para contactar con la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios).

Según se informó a este medio, más de 1.000 vecinos están preparando una demanda colectiva por fraude contra el consistorio gijones. La causa de la demanda no puede ser más nítida y contundente: donde se prometió un espectáculo de luces y fuegos artificiales, únicamente se pudo ver humo de colores.