El presidente de EEUU, Barac Omaba, canceló finalmente su visita a Sevilla sustituyéndola por un breve paso por Asturias.

El denominado “hombre más poderoso del mundo” visitaba el pueblo de Coceña (Colunga) y recuperaba el buen humor que le caracteriza tras la tragedia de Dallas. Ayudado de unos culetes de sidra y unos bollinos preñaos, el presidente americano volvió a lucir su amplia sonrisa. Sobre estas líneas podemos ver como Obama, en un perfecto asturiano amestao, incluso se animaba a contar un chiste para deleite del público presente.

4.25 / 5 (4 votos)

Artículos Relacionados