El final del capítulo seis de la sexta temporada de Juego de Tronos dejó un gran sabor de boca para los seguidores de la serie. El regreso de Angela Show, Reina de la Folixa, al fin llegó y lo hizo por todo lo alto.

La popular empresaria y animadora asturiana, reapareció a lomos de una gran Drag Queen, frente a un “ejercito” de sus mejores y más ciclados gogós de discoteca. Y con un elocuente discurso, daba por inaugurada la temporada de fiestas y despedidas de soltero/a en el Principado.

Samu Pipotín Tarly, también regresó a su hogar, “La Casa Koty”. Y en mitad de una fartura fue duramente increpado por haber refrescado con una cazurra. Despechado, termina marchándose nuevamente de casa, eso sí, robando antes la fesoria de acero valyrio de su padre.

En otra de las tramas más interesantes de la serie, Braulio Stark al fin despertaba del coma tras el Aquasella 2015. Pero sigue sin poder mover las piernas, imaginando zoombies subpajarianos que lo persiguen y con un extraño dolor en el ano.