Bajo el sugerente nombre de “Eau de Folixa”, este otoño tendrá lugar el lanzamiento mundial de la primera colonia, 100% asturiana, con aroma a fiesta de prau.

Aunque su composición es un secreto que guardan celosamente sus creadores, varios especialistas, tras recibir una muestra, han distinguido algunos de sus delicados ingredientes: reminiscencias de sidra del duernu, empanada de bonito, churros, cristales rotos, mexada en el matu, e incluso tacones clavados sobre la hierba.