Sorprendente bandazo en la política internacional del nuevo presidente de los EEUU. En la tarde de ayer, Donald Trump usaba su cuenta de Twitter para anunciar un radical cambio de postura en la construcción de su polémico muro con México.

“¡¡Será por perres!! Vale… ¡págolu yo! Pero después, paso la tarjetita de Alimerka, ¡¿oyisti!? La policía no ye boba fíos.”

El multimillonario empresario, y nuevo “líder del mundo libre”, asegura estar dispuesto a pagar el muro de su bolsillo. Eso sí, lo que no piensa hacer es desaprovechar las múltiples ventajas de la tarjeta de fidelización del supermercado asturiano.
Según pudo averiguar este medio, con la compra del muro no sería la primera vez que Trump usaría la tarjeta de Alimerka para una operación de semejante calado. En 2012, el magnate inmobiliario ya pagó las obras de la construcción de uno de sus hoteles pasando el “plástico” del supermercado asturiano. Entonces, gracias a los puntos acumulados, obtuvo un vale de 6 € en próximas compras y un pollo entero en la sección de carnicería.

5 / 5 (2 votos)

Artículos Relacionados