Una moza de Oviedo ha trasladado en persona a XUAN VILLA (un guaje de Gijón), que no piensa formar pareja con él ni acompañalo pa “lo oscuro”. “VOY A DECIR NO A LA EMBESTIDA DE XUÁN”, es el titular que ha dejado MÓNICA CERVERO en la rueda de prensa dada a sus amigas por Whatsapp.

Xuán Villa se ha reunido con Mónica Cervero en el BURGUER KING de Pumarín, en lo que es la última cita de la ronda que ha entablado el gijonés con todas las mozas que CONOCIÓ AYER DE NOCHE EN LA SEMANA NEGRA. Su idea parece evidente, explorar las posibilidades de un acuerdo de “embestida” con el fin de mojar el churro.

“Mis amigas le habían otorgado la confianza para ser la primera fuerza y en consecuencia tiene que iniciar un diálogo en serio y basado en propuestas serias, no en tonterías ni pijadas”, ha señalado Mónica. A continuación ha dejado claro que está “muy preocupada” con las cuentas de Xuán, ha recordado el INCUMPLIMIENTO DE LLEVALA A CENAR BUGRE y ha criticado los cambios que había sufrido fruto de los cubalibres.

“Ayer me decía que me quería y hoy que me quería, PERO DAR CON TOLO GORDO. No es serio”. “No puede contar conmigo para ningún acuerdo ni contacto alguno”. “Y si además tiene SOLO 100.000 EUROS EN CAJASTUR, diré no. De 100.000 a 120.000 tiene un camino que recorrer”.

Duro varapalo para Xuan Villa, que había llegado al Burguer King dispuesto a no tirar la toalla. Y CON UNA CAJA DE CONDONES. “De todas las reuniones hay que esperar algo”, ha afirmado cuando se le ha preguntado si tenía alguna esperanza en la cita.

En conclusión, el cara a cara entre ambos se ha saldado con un nuevo ‘no’ por parte de Mónica que hasta ahora ha mantenido su rechazo a facilitar la “embestida” de Xuan. “SEGUIRÉ INTENTÁNDOLO, TOI MAS SALIU QUE UN MONO”, dijo Xuan a la salida cuando fue preguntado por sus amigos.

¿Tendrá Rajoy más suerte con Pedro Sánchez ?