Regístrate
Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

“Ya somos mayorinos”. Esa fue la ya mítica y viral respuesta de los servicios de emergencia del 112 a los jóvenes que quedaron el año pasado atrapados en El Angliru, después de acceder a la zona montañosa en plena madrugada y sin equipos adecuados.

Evidentemente estos chavales eran asturianos y por tanto PERFECTAMENTE CAPACITADOS para sobrevivir en esas condiciones, incluso montar una espicha y bajar la nieve en piragua…. ¿Pero qué hubiera pasado con gente de fuera de la región? O peor aún, ¡franceses!

Sea como fuere, el servicio del 112 no quiere que se vuelvan a reproducir hechos como el de aquel día, por eso la propuesta de rodear el emblemático puerto asturiano con CRUCIGRAMAS para que la gente no acceda al lugar con este temporal.

“Los que sean listos, al ver los crucigramas en el suelo, van a desconcertase y marchar. Y los tontos, cuando se acerquen y vean los jeroglíficos tan raros, marchen a cebar un pichón por el culo”, nos cuenta JACINTO, el comisario en jefe del 112.

Preguntado por el ya mítico incidente del año pasado, esto nos relataba Jacinto: “Recuerdo perfectamente aquel día. Eran las cuatro y media de la mañana cuando estos guajes nos avisaron”, cuenta el comisario en jefe. “La Guardia Civil intentó acceder con ayuda de operarios del Ayuntamiento de Riosa y un primo hermano del yeti, pero fue imposible, por lo que se les pidió a los jóvenes que descendieran a pie”.

La grabación de la conversación entre los jóvenes y los servicios de emergencia revelaba la tensión que se vivió en algunos de los momentos por la espera para el rescate. “A ver, son asturianos. Poder podíen bajar. Lo que pasa que varios teníen antepasados murcianos y dudaron. No eren guajes con 7 apellidos asturianos. Si no, bajen faciendo la croqueta, eso digotelo yo”.

Fuentes de los servicios de rescate consideraron temeraria la conducta de los jóvenes puesto que ninguno de ellos iba vestido con ropa de montaña e incluso varios llevaban camisa y playerinos.

“Nos sentimos desamparados y maltratados por el 112. Además ye mentira que llamasemos para pedir auxilio, lo que queríamos ye que nos subieran una caja de sidra y pinchos”, sostienen los afectados.

Esta fue la conversación telefónica grabada:

Operadora: “112 Asturias, ¿en qué puedo ayudarle?

Joven: “Buenas, somos los chicos que estamos aquí en el Angliru”

Operadora: “Sí, ustedes ¿que están esperando la grúa todavía?”

Joven: “Mira, el chico de la grúa llegó y me mandó la ubicación y está a cuatro kilómetros. Y lo que no puede alguien es bajar en camisa, sin chaqueta…”

Operadora: “Pues nosotros no podemos enviarles ninguna ayuda. Tienen que esperar a que llegue el de la grúa”

Joven: “Sois salvamento, tenéis que sacarnos de aquí”

Operadora: “Mire, estoy comentándolo con el jefe de sala y dice que no, que no se va a enviar a nadie, que ya lo sabe la guardia civil, que el coche puede quedar ahí, que bajen ustedes andando”

Joven: “Pero si estamos sin ropa…”

Operadora: “Ya, pues entonces, el que está sin ropa tendrá que quedar en el coche esperando y los otros bajar y luego subírsela”

Joven: “Estamos todos en playeros”

Operadora: “Ya, pues lo tenían que haber pensado antes de subir con ese estado la carretera”

Joven: “Cuando subimos había cuatro dedos y ahora llevamos cinco horas aquí con la nieve por la rodilla. Cómo vamos, explícamelo. Me oyes”

Jefe de sala del 112: “Señor, somos mayorinos ya para saber lo que hacemos”

Joven: “Ya pero es que cuando subimos había cuatro dedos”

Jefe de sala del 112: “Cuando subieron, vamos a ver, la alerta ya estaba dada”

Joven: “Pero cinco horas aquí…”

Jefe de sala del 112: “Bueno, pues… y si no se mueven serán más, ¿eh?”

Joven: “Vale, vale”

Jefe de sala del 112: “Háganme ustedes el favor, lo mismo que bajaron dos compañeros suyos caminando hagan ustedes lo mismo”

Joven: “Pero es que bajaron hace tres horas”

Jefe de sala del 112: “Bueno, pues ese tiempo que perdieron”

Joven: “Hay un chico que está en camisa y estamos…”

Jefe de sala del 112: “Pues esa persona que se quede en el coche mientras ustedes van a por ropa para él”

Joven: “Pero si el tema es que quién sube la ropa…”

Jefe de sala del 112: “Pues los que bajen caminando por ella”

Joven: “Y vuelven a subir y vuelven a bajar cuatro kilómetros, tres horas andando entre la nieve…”

Jefe de sala del 112: “Pues ustedes sabían a lo que se exponían, señor”

Joven: “Yo dígote que esto voy a llevarlo a los tribunales, lo que estáis haciendo”

Jefe de sala del 112: “Me parece perfecto. Me parece perfecto, señor”

Joven: “Y el equipo de rescate, ¿para qué existe entonces?”

Jefe de sala del 112: “Y ustedes ¿salen con un vehículo sin cadenas, cuando hay aviso de temporal de nieve?”

Joven: “Es un 4×4 con bloqueos y con todo…”

Jefe de sala del 112: “Sí, cuatro por cuatro, dieciséis. Sí, venga, venga. Buenas noches, señor”

Joven: “Ta grabada la conversación. Muchas gracias”

Jefe de sala del 112: “Por supuesto, por supuesto que está todo grabado”

¿QUÉ OPINÁIS VOSOTROS? ¿FUNCIONARÁN LOS CRUCIGRAMAS?

Compartir
4.92 / 5 (13 votos)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.