Joven asturianu, reflexiona durante 5 días, y saca 6 conclusiones.

Soy asturianu, ¡redios! No me rindo. Voy a continuar. Voy a continuar siendo probe como una rata, y viviendo de la pensión de mis padres. Pero esto ye un puntu y aparte. Porque tras estos días de reflexión y cacharros, tengo varies conclusiones.

  1. A los políticos asturianos, A NINGUNO, les importa un pijo mi futuro. Los que gobiernan llevan años demostrándolo. Y los que aspiran a gobernar, son peores que un chiste malu de Cholo Juvacho.
  2. Nunca. Jamás en la vida, veré un derbi asturianu en primera. Una vez, intenté jugalu con la Play 5, saltaron los plomos y el aparatu empezó a echar más humo que el ceniceru de un bingo.
  3. Pa trabayar, con el corazón rotu, voy tener que atravesar el Negrón. Imagino que eso conviérteme en un fascista opresor… pero chico, ¡de algo tengo que vivir! En el Ayuntamientu del mi pueblu no hay pa más puestinos.
  4. Algún día, si me esfuerzo mucho, podré tener mi propia casa: estoy entre la Casa Grande de Pin y Pon, o la Mansión de Barbie con Ken y Ferrari rosa.
  5. El Peaje del Huerna GRATIS. ¿A que no lu viste venir? Pues eso.
  6. Va a ser verdad que Asturies ye el Paraíso, porque dentro de nada, aquí todos en pelotes, sin trabayu, y comiendo manzanares.
Compartir