Regístrate
Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Ye el cantar de cada año cuando se acerca el final de octubre. El cambio de hora supone un importante trastorno para la población y más entre los asturianos. Porque SEAMOS SINCEROS, si ya nos cuesta pensar y decidir si pedimos cachopo normal o de cecina y quesu cabra, ¿ahora tienen que danos más rompederos de cabeza?

Y encima vienen los líos: ¿A las 2 son las 3 o a las 3 son las 2? ¿Se atrasa o se adelanta? ¿Oricios o bígaros? Son eses grandes incógnites de la Humanidad que te trastoquen y te compliquen la vida. Pero tranquilu, que nosotros te lo aclaramos. A ver, a las 2 van a ser la 2. Hasta aquí vamos bien. A las 2.30 son las 2.30. No seas impaciente. Y a las 3 son las 3, pero tienes que poner las 2. Y cuando vuelvan a ser las 3 ya no cambies más la hora, que hubo el añu pasado un guaje de Pola que tuvo cambiando la hora tola noche y llegó a casa el CARNAVAL del añu siguiente. Pero aquí surge la pregunta definitiva (No, no ye si el guaje esti era faltosu). Ye la siguiente:

¿Qué necesidad hay de cambiar la hora? Decismotelo nosotros. NINGUNA. Hácenlo pa despistanos. Si, los políticos. ¿Quién si no? Tú piensa que hoy tenies que estar hablando de Rajoy, PSOE, su madre bendita… y lleves todo el día discutiendo con la vecina si se adelanta o se atrasa la hora. Ye así, una maniobra de distracción. La explicación oficial reza que se cambia la hora porque supone un importante ahorro energético. Mentira. El mejor ahorro ye comprar en el SIMAGO. O eso diz mi güela. Y además si atrasando una hora se ahorra… ¡coño, pues toles semanes! ¡Venga! ¡Y una hora no! ¡Un añu! ¡Y dentro de nada aparecemos en la época de Pelayo y comemos una fabada con él!

¿Qué trastornos supone el cambio de hora? Los expertos aseguran que, habitualmente, se necesitan entre uno y cinco días para que el cerebro se ajuste al nuevo horario. ¿Por el cambio de hora? NO. Porque sales una hora más el sábado. Y si normalmente pilles un colocón como un burro hoy se incrementa por dos. Para los que no beben, la explicación ye muy sencilla. YE UNA EXCUSA. ¿Que la suegra te manda bajar la basura? Pues dices que no puedes porque tas revueltu por el cambio de hora. ¿Qué tu novio quier arrimar cebolleta y no te apetece? Ye que el cambio de hora afectate los biorritmos. Y así hasta el INFINITO.

Consejos para minimizar los efectos del ajuste: Para finalizar te recordamos que el prestigioso premio Nobel Andrew Hapennauer, excepcional neurólogo británico, nos da la solución para que los efectos del cambio de hora no nos afecten. Según sus palabras: “Bebe sidra. Come cachopo. Mete picu. Moja el churru, moja la almeja. SE FELIZ”. Esto dizlo el excepcional neurólogo Andrew Hapennauer. Oye, y él ye premio Nobel. ¡Sabrá mas que tú! Además tranquiu, esta pijada de la hora dura poco. Acuérdate que Marzo hay que facer lo mismo pero al revés…

…QUE GANES DE MAREANOS, REDIOS.

Compartir
0 / 5 (0 votos)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.