Regístrate
Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, inició el domingo un ayuno de 48 horas en solidaridad con la huelga de hambre iniciada por cuatro de los dirigentes políticos encarcelados. Torra participó en un ayuno organizado en Barcelona y posteriormente se trasladó al Monasterio de Montserrat, para continuar su ayuno hasta el martes. En declaraciones a los periodistas, Torra expresó que el gesto es una prueba de “admiración y respeto al coraje” de los que han iniciado la acción de protesta.


Pero la polémica saltó a la palestra cuando los diferentes dirigentes allí presos comenzaron a increparle y echarle en cara donde había pasado el puente de la Constitución: “Zorro, ¡que vienes de estar en Asturias donde te pusiste tibio! No es que inicies una huelga de hambre, lo que pasa es que no te coge un pistacho en el estómago”.

Torra intentaba despistar a los medios de comunicación haciendo caso omiso de las quejas y anunció tener previsto una declaración firmada con su posicionamiento sobre la huelga de hambre que enviaría a todos los “primeros ministros de los estados europeos y a las asociaciones de Derechos Humanos de Europa y EE.UU”. “Hay que hacer llegar a todo el mundo este clamor”, señaló Torra. Poco podía presagiar que los presos no iban a cesar en su indignación: “Hijo de puta… dicho desde el respeto y la admiración… ¡que te has comido lo más grande en el puente allí en Asturias! ¿Cómo tienes los cojones de venir a hacer una huelga de hambre ahora?”


Torra, sudoroso y contra las cuerdas, pasó entonces al ataque y se defendió: “Eso es mentira, escolti! ¡Sí, estuve en Cangas de Onís! ¡Pero solo comí una fuente de fabada, pote asturiano, dos docenas de oricios, tres centollos, chipirones afogaos, navajas, percebes, arroz con bugre, media docena de cachopos con cecina y queso de cabra, cabritu al horno, medio kilo de pastel de cabracho, chosco de Tineo, kilo y medio de queso cabrales, bonito relleno, docena de casadielles, arroz con leche, tarta de la abuela, marañueles y todo regado con 3 cajes de sidra y una botella de orujo de miel!”.


Los dirigentes se quedaron callados y acto seguido le pidieron perdón: “Nah, eso es medio menú del día en Asturias, disculpa tío…”. Después lo apuñalaron.
Seguiremos informando.

Compartir
5 / 5 (1 votos)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.