Nuestra región está de moda. Y es que multitud de personalidades y famosos eligen estos días Asturias como destino de sus vacaciones. La última ha sido MANUELA CARMENA. La alcaldesa de Madrid se encuentra alojada en un hotel de Proaza disfrutando de unos días de relax. Carmena decidió pasar un día en familia por la Senda del Oso y salió desde Proaza hacia Teverga montada en una bicicleta eléctrica y equipada con ropa deportiva.

La polémica surgió cuando, acompañada por niños y adultos, dijo en voz alta: “voy a aconsejar a mis colegas del Principado que COBREN por hacer la Senda del Oso, esto es una maravilla”. Varios votantes del PP la increparon entonces: “mira la COMUNISTA, cobra por respirar ya si eso”, a lo que la alcaldesa en un tono irónico y jovial contestó: “estoy pensándolo”.

Este último comentario desató las iras de los votantes de Partido Popular que empezaron a arrojar billetes de 5 euros sobre Carmena en señal de protesta. La alcaldesa quiso seguir la broma y cogió los billetes y se marchó en bicicleta, lo que no fue bien recibido por ALFONSO LA MANCHA, votante histórico del PP que montó en su BH y raudo y veloz persiguió a la alcaldesa al grito de: “No te lo perdonaré jamás, Manuela, jamás”.

Carmena viendo venir a Alfonso lanzado hacia ella, sintió miedo y empezó a acelerar, lo que fue interpretado por el votante de derechas como una huida. Alfonso subió de piñón mientras vociferaba sin parar: “devuelve les PERRES, todos los de izquierda sois iguales”.

Finalmente Manuela Carmena se detuvo e intentó explicarle a Alfonso que todo era una broma, pero él no entraba en razones y solo acertaba a gritar: “¡Sí se puede, sí se puede!” mientras hacía la OLA. La alcaldesa dio horas después una rueda de prensa dónde aclaró que lo de cobrar por circular en la Senda del Oso era un comentario sin más. «Y que las taquilleras sean REINAS MAGAS», apuntilló con sorna.

Históricos del PP asturiano como Álvarez Cascos han equiparado las palabras de la alcaldesa con el escándalo Bankia. “Al final ye lo mismo”, dijo también RODRIGO RATO cuando fue preguntado por el incidente. Desde la izquierda asturiana se ha hecho referencia al franquismo y a la Ley de Memoria Histórica para explicar su postura. Rajoy apuntó que “es el vecino el que elige al alcalde y es el alcalde el que quiere que sean los vecinos el alcalde». Y FURACO, Paca y Tola rehusaron hacer declaraciones.

Compartir
3 / 5 (4 votos)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.