El presidente de la Generalitat ha rectificado tras inspirarse en la vía eslovena que acabó con decenas de muertos, para alcanzar la independencia de Cataluña. Quim Torra ha decidido ahora en tomar como ejemplo a ASTURIAS y su forma de vida.

El jefe del Ejecutivo catalán ha sostenido en sede parlamentaria que sus detractores sólo buscan «discursos interesados para tapar el éxito del caso catalán». Torra no ha asumido sus manifestaciones como un error, si bien ha concretado que se trataba de un lapsus y ha prometido ahora que «el camino hacia la libertad de Cataluña será pacífico y mediante la VÍA ASTURIANA».

El president no ha garantizado, en cualquier caso, que vaya a respetar la Constitución, como le exige el Gobierno. «Me mantendré fiel a lo que decida el Parlament de Cataluña, pero creo que la VÍA ASTURIANA es la más correcta. Allí están todo el día cagandose en la madre del otru, danse de hostias y finalmente acaben abrazándose y pagando una de oricios. Ese es el espíritu».


El presidente de la Generalitat se ha declarado «estupefacto» con las cartas enviadas por el Gobierno para reclamarle que abandone su dejación de funciones y ha pedido a Sánchez que no traiga a Cataluña el 155, sino que “venga con sidra, huevos cocidos y unes tortilles y montamos una espicha, redios”, ha dicho un Torra al que el espíritu astur comenzaba a poseer por momentos.

Torra terminó su intervención con esta reflexión: “Asturies nos marca el camino. Están aislados de todo. Sin aviones, sin Ave, si quieren salir por el Pajares se maten y por Huerna los sangren. ¡Eso sí que ye una República Independiente!

A LA FUERZA, GALLU.

Compartir
5 / 5 (3 votos)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.